Cuando el estrés provoca bruxismo

El molesto bruxismo es el hábito involuntario, y a menudo inconsciente, de rechinar los dientes frotándolos de atrás hacia delante (uno sobre otro) y de apretarlos fuertemente (los superiores e inferiores).

Si crees que te puede estar afectando, presta atención, estos son los síntomas de alarma:

  • Desgaste en el esmalte de los dientes, dando apariencia plana a las puntas de los dientes y erosiones.
  • Hipersensibilidad dental.
  • Fractura longitudinal y pérdida dentaria.
  • Tensión en los músculos de la masticación de la cara y limitación de apertura oral.
  • Dolor de oído.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de cuello y toda la cabeza, puede extenderse a nuca y hombros.
  • Aumento en la movilidad dentaria.
  • Retracción de encías.
  • Ansiedad, estrés, tensión y depresión.
  • Insomnio.

 

El tratamiento consiste en reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes.

Aquí tienes algunos consejos útiles para aliviar el dolor:

  • Aplicar calor en los músculos de la mandíbula.
  • Dieta blanda y no masticar chicle.
  • Evitar abrir mucho la boca para comer (evitar bocadillos gruesos, manzanas, etc.)
  • Dormir relajadamente.
  • Hacer ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos.
  • Masajear los músculos del cuello, hombros y cara.
  • Relajar los músculos faciales durante todo el día.
  • Disminuir el estrés diario y realizar técnicas de relajación.
Etiquetas:
No hay comentarios

Deja tu comentario

PROTECCIÓN DE DATOS | Responsable: Antía García. | Finalidad: responder a tu consulta. | Legitimación: tu consentimiento. | Destinatarios: los datos no se cederán a terceros salvo por obligación legal o necesidades de la actividad. | Derechos: entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Información adicional: Política de privacidad.